top of page

Noticias falsas, no te fíes de todo lo que leas


Desde siempre han existido las noticias falsas, aunque su forma de difusión, gracias a la inmediatez que proporciona Internet y las redes sociales, ha cambiado. Lo que antes tardaba tiempo en propagarse, ahora necesita sólo unos minutos para hacerse viral.


Se denominan noticias falsas a aquellas informaciones publicadas con datos falsos, manipulados, erróneos, o sin contrastar, con afán de generar desinformación, confusión y de alimentar teorías conspirativas en los lectores con el objetivo de ganar dinero con el tráfico de visita a las webs que las publican o de manipular la opinión de los usuarios que leen las mismas. Todo esto puede provocar que la sociedad cambie su forma de pensar y de actuar ante determinadas situaciones o problemas, así como su ideología política, como sucedió en el Brexit.


Cómo se propagan las noticias falsas


Las noticias falsas se propagan gracias a la utilización de trucos y engaños para que los usuarios las lean y compartan. Con ello se trata de incrementar la difusión y los efectos de las mismas.

  1. Emplean titulares llamativos con palabras gancho que poco o nada tienen que ver con la información contenida en el artículo.

  2. Utilizan a personajes del momento que hayan protagonizado momentos polémicos o desgracias o problemas de actualidad.

  3. También pueden hacer uso de noticias antiguas como si fueran actuales o hechos que no han sucedido, pero generan curiosidad, como por ejemplo la supuesta muerte de personas famosas.

  4. Dan un enfoque sensacionalista a la noticia.

  5. Usan imágenes retocadas o falsas.

  6. Introducen un sesgo en el enfoque de la noticia para generar reacciones inmediatas en el lector según su orientación política o sus creencias.

Para lograr una rápida difusión usan el clickbait, que consiste en dirigir a los internautas hacia páginas con titulares exagerados o noticias sin contrastar, para ganar dinero con las visitas de los usuarios que acceden a la “noticia”.


También usan el marketing viral difundiendo contenidos, por ejemplo un vídeo en redes sociales, para conseguir un alto número de visitas y seguidores en el menor tiempo posible. Al aumentar esta base, aumentan los ingresos de la persona que lo publica o difunde.


Todo esto provoca que haya noticias falsas que de forma recurrente vuelven a circular, aunque estas hayan sido desmentidas con anterioridad, confirmando lo sencillo que es publicar y difundir los bulos.


Cómo afectan las noticias falsas a tu seguridad online


Aunque en un principio las noticias falsas parezcan inocentes sus consecuencias pueden ser graves desde el punto de vista de la ciberseguridad. El usuario puede ser víctima del robo de credenciales, ya que al acceder a la noticia le piden que inicie sesión en redes sociales, o de la infección del dispositivo por malware, ya que debe instalar un complemento para ver un video o abrir un archivo adjunto, que pueden ocasionar brechas de seguridad, robo de información o filtración de datos personales.


Qué hacer para distinguir una noticia real de una falsa. Ejemplo práctico


Para poder distinguir cuando una noticia es falsa, es necesario pararse un momento y realizar una serie de comprobaciones. Para ello, vamos a utilizar dos ejemplos. El pasado día 8 de agosto volvió a difundirse la noticia en Twitter sobre el fallecimiento del Papa emérito Benedicto XVI. Dicha noticia fue publicada desde el supuesto perfil de un cardenal. Después de difundirse de forma viral por redes sociales fue desmentida a las pocas horas indicando que la cuenta desde la que se publicó era falsa.



Podríamos comprobar que la noticia es falsa realizando algunas comprobaciones:

  1. La fuente no es fiable, ya que el cardenal no tiene perfil en Twitter (no era una cuenta oficial, ni estaba verificada por Twitter) y que no se daban detalles sobre el suceso.

  2. Una búsqueda en Internet para comprobar si había sido publicada en más portales de noticias por ejemplo, prensa del país de procedencia de la noticia o agencias de noticias internacionales como la Agencia de Noticias Vaticana.

En el segundo ejemplo, vemos la noticia publicada en una página web en la que se indica que Suecia ha estrenado la jornada laboral de 6 horas y sin bajar salarios.