top of page

Ciberseguridad y IoT

Este nuevo mundo ofrece un sinfín de oportunidades


¿Cuál es el país más poblado del mundo? China, EEUU, Japón, India… Todas las respuestas están equivocadas, el país más poblado de este mundo es Internet. Más de la mitad de la población mundial utiliza Internet, con más de 3.750 millones de personas conectadas.


Y recientemente ha llegado un grupo nuevo de habitantes a este país (ciberespacio) que se les llama IoT (Internet de las cosas), donde hemos sumado coches, neveras, cámaras, relojes, etc. A fecha de hoy, en el 2017, este número de nuevos habitantes está cifrado en 8.400 millones de dispositivos. En 2020 se espera que existan 20.000 millones.


Sorprendente, ¿no? Y este nuevo país superpoblado, ¿qué tipo de regulación tiene? ¿cuáles son las reglas de convivencia? Prácticamente ninguna, el libertinaje es la ley número uno.


¿Cómo se puede viajar dentro del ciberespacio? No hace falta pasaporte, ni coches, ni billetes de avión, ni nada en especial. Puedes tele-transportarte de un país a otro en cuestión de segundos. Puedes estar en la playa de Menorca, y de ahí saltar a México, para luego visitar Rusia. Y todo esto, sin moverte, sin sudar, y sin pasar por inmigración ni aduanas. Tampoco hace falta carnet de conducir, cualquiera puede “navegar” por este ciberespacio, sin saber un mínimo de reglas de auto-protección o consejos.


El ciberespacio se ha convertido en un nuevo dominio de guerra y de operaciones militares

El ciberespacio se ha convertido en un nuevo dominio de guerra y de operaciones militares, igual que el terrestre, marítimo y aéreo. Ante un ataque del ciberespacio, algunos estados se reservan el derecho de responder con armas militares.

¿Cómo identificamos alguien en este nuevo mundo? No hace falta DNI oficial, ni hacer colas, ni llevar fotocopias ni foto carnet. Es muy simple tener identidad en este ciberespacio, se tarda tan solo 3 minutos, que es lo que lleva crearte una cuenta de correo electrónico. Si a esto le sumas un perfil de Facebook o Linkedin y agregas unos amigos, ya tienes un nuevo habitante de este nuevo planeta.


¿Quién vigila este ciberespacio? La respuesta es prácticamente nadie, porque las leyes actuales se basan en países geográficos, y en este nuevo mundo no hay fronteras, por lo que hace muy complicado perseguir a los ciberdelincuentes. La coordinación entre países es muy complicada, y no está preparada para este nuevo escenario del ciberespacio. No se están dotando de los recursos apropiados para enfrentar esta nueva realidad.