El talón de Aquiles de los Estados 2.0

December 10, 2016

Los ataques cada vez más sofisticados y dirigidos a las administraciones públicas y empresas estratégicas con la finalidad de desestabilizar un país, influir en los procesos políticos o robar información sensible hacen temer una ciberguerra mundial

Las amenazas a la ciberseguridad son un riesgo creciente. El Centro Criptológico Nacional ha gestionado este año más de 19.300 incidentes cibernéticos, un 5% más que en 2015. Los ciberataques más peligrosos son aquellos que tienen por objeto impactar en la seguridad nacional o robar información sensible.

 

El principal evento de ciberseguridad en España, el Cybercamp 2016, se ha celebrado en León del 1 al 4 de diciembre. En él ha participado Pablo López, segundo Jefe del Departamento de Ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional. López ha puesto el foco en el ciberespionaje sobre las administraciones públicas y las empresas estratégicas como el tipo de amenaza más importante. En España, la mayoría de los ciberataques los sufren los sectores de defensa, aeronáutico, bancario y energético, y los llevan a cabo gobiernos de otros países en su mayoría Rusia y China, aunque “es muy difícil descubrir quién está detrás”.

 

El Director del CNI, Félix Sanz, recordaba en la reunión sobre ciberseguridad del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que ningún país "debería realizar o apoyar de forma deliberada actividades en la esfera de las tecnologías de la información y comunicación que dañen intencionadamente infraestructuras fundamentales de otro Estado o dificulten de otro modo su utilización y funcionamiento".

 

La ciberseguridad encarna una amenaza real y global, porque en las relaciones entre países, subraya Pablo López en su ponencia, “no hay amigos, hay intereses”. En lo que va de año, el Equipo de Respuesta a incidentes de Seguridad de la Información de Seguridad e Industria (CERTSI) ha gestionado 434 incidentes que afectan a operadores estratégicos. “El ciber crimen es rentable, por eso le dedican tanto tiempo y recursos”. Un riesgo creciente que está provocando un auge importante de la industria de seguridad. El jefe de investigación de la empresa estadounidense AlienVault, Jaime Blasco, calcula que las empresas se gastarán un trillón de dólares en ciberseguridad durante los próximos 5 años.

 

Hacia una ciberguerra mundial
 

Alemania ve cada vez más probable que estalle la guerra cibernética. Tanto Berlín como París temen que se produzcan ciberataques que afecten a los resultados de las elecciones de 2017. En concreto, la canciller alemana Angela Merkel señala a Rusia como amenaza para tratar de influir en las elecciones generales. Ha asegurado que a día de hoy “tenemos que afrontar información procedente de Rusia, ataques cibernéticos de origen ruso y noticias que contienen información falsa", que permitirían a Moscú “jugar un papel en la campaña electoral".

 

Sobre una amenaza que pudiera tener un efecto sobre las elecciones hemos hablado con Sandra Guasch, investigadora en Secure Electrónica Voting, quien explica que "lo más importante es tener las medidas de seguridad apropiadas para poder detectar estos ataques, conocer que se han producido". Aunque asegura que a la hora de influir en un resultado electoral "es más factible un ataque que se deba a la manipulación de los sistemas de comunicación, de los medios de información, para intentar manipular la opinión pública".

 

Las sospechas se producen por los ataques que han visto multiplicados en los últimos meses. En Alemania, van desde el hackeo de los servicios secretos rusos a la red informática interna del Parlamento alemán en 2015 para instalar troyanos que les dieran acceso permanente a los ordenadores del bundestag, al intento de entrar en el sistema informático de la Unión Cristianodemócrata, partido de la canciller Angela Merkel, y otros ataques a partidos alemanes, a través de correos que simulaban venir de la OTAN, o al último, el sufrido por la compañía Deutsche Telekom. También sirven como precedente las acusaciones de Estados Unidos a Rusia por la difusión de noticias falsas que pudieron alterar los resultados electorales.

 

Por eso tanto las fuerzas de seguridad como el ejército se están preparando para combatirlos y el Gobierno ha puesto en marcha el Centro Nacional de Defensa Cibernética (NCA). Las autoridades alemanas temen que lo que antes consistía en una voluntad de espiar para obtener información se transforme ahora además en una “voluntad de cometer actos de sabotaje”. Es parte de lo que se discutirá esta semana en las jornadas del Centro Criptológico Nacional en las que participa Sandra Guasch. 

 

Para Guasch “la ciberguerra ya se está produciendo, es una guerra que está escondida y por eso es importante que como usuarios los ciudadanos seamos conscientes de que hay mecanismos en la red para espiarnos o saber más de nosotros de lo que querríamos y que sigamos unas buenas prácticas en cuestión de seguridad".

 

http://cadenaser.com/programa/2016/12/10/hora_14_fin_de_semana/1481355010_910720.html

 

Please reload

Featured Posts

Los 8 errores en ciberseguridad más habituales en el trabajo

July 19, 2019

1/5
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive