Policía: '2016 será el primer año con más ciberdelitos que crímenes violentos'

Deusto Business School cierra su Programa de Innovación en Ciberseguridad eligiendo como mejor idea de los participantes un modelo para mejorar las coberturas de los seguros cibernéticos.

 

Deusto Business School, una de las escuelas de negocios más antiguas de España,acaba de dar por concluido su primer Programa de Innovación en Ciberseguridad, un curso que se ha realizado a lo largo de los últimos meses en su centro de Madrid.

 

Se trata de un plan formativo superior en el que se combinan habilidades del Derecho, la Ingeniería y el diseño con el fin de conocer los desafíos que plantean las amenazas cibernéticas a las empresas y la sociedad; así como a proponer soluciones concretas que resuelvan esta problemática en sus distintas vertientes. Y siempre desde una perspectiva humanista y transformadora, valores de esta escuela de negocios.

 

Así pues, en el marco del curso, los distintos participantes han impulsado sendas iniciativas de negocio para tratar de cubrir las oportunidades y necesidades de este pujante mercado; algunas de ellas continuarán incluso después de este programa como startups.

 

Entre todas ellas, un jurado formado por miembros de la Deusto Business School y distintas personalidades del sector reconocieron como el mejor trabajo al presentado por los estudiantes Sara Muñoz, Verónica Jiménez y Cecilio Cerdán, el cual busca mejorar las coberturas que ofrecen actualmente los seguros cibernéticos en base a una mejor identificación de los riesgos de cada individuo o empresa en la Red. Así, en base a un simple cuestionario de siete preguntas que se comparan con los datos del Instituto Ponemon sobre ciberseguridad, este grupo ha sido capaz de establecer el coste de un ciberataque a una compañía determinadas, ayudando así a las aseguradoras a establecer primas más justas y ofrecer mejores garantías. No en vano, actualmente no están cubiertos por ningún seguro de riesgos cibernéticos los daños personales, las pérdidas de beneficios por la piratería, el daño reputacional puro o la transferencia ilícita de fondos por suplantación de identidad.

 

Otros de los proyectos que han germinado en este Programa de Innovación en Ciberseguridad hicieron referencia a planes de contingencia y continuidad de negocio para el comercio electrónico en pymes, tecnologías para la securización de teléfonos móviles en entornos corporativos, servicios de consultoría en ciberseguridad ante los ataques por cryptolocker o tecnologías para el voto electrónico usando como base el 'blockchain' que da vida a Bitcoin, entre otras.Incluso el director de la Deusto Business School, Iñaki Ortega, se lanzó a presentar su propio trabajo, junto a José Luis Moreno (Ernst&Young) y María de la Torre (Iberdrola): una serie de recomendaciones para que los consejeros de las grandes empresas del IBEX tengan en cuenta la ciberseguridad en su actividad diaria.

 

"En 2016 habrá más ciberdelitos que crímenes violentos"
 

La importancia de programas como este de la Deusto Business School quedó reflejada en el turno de palabra de Ignacio Cosidó, máximo responsable de la Policía Nacional. En sus propias palabras, "2016 será el primer año de la historia con más ciberdelitos que crímenes violentos en España". No en vano, "resulta más rentable robar un euro a un millón de personas por Internet que atracar un banco de forma violenta, donde hay más probabilidades de ser detenido y, además, las penas de cárcel son mayores".

 

Por ello, Cosidó entiende que se está produciendo "una transformación digital de la delincuencia", lo cual supone un reto para toda la sociedad. "La Policía Nacional y las Administraciones Públicas no podemos luchar solos contra la ciberdelincuencia, necesitamos unir fuerzas con toda la sociedad española y, en ello, jugará un papel fundamental la formación".

 

En la misma línea se pronunció Eduardo Torres Dulce, exfiscal general del Estado y actualmente alto responsable en el despacho de abogados Garrigues. En su opinión, la tecnología ha traído consigo nuevos retos en materia de intimidad y libertades individuales, rompiendo las barreras de la dignidad humana. "La innovación nos lleva al conflicto y lo que queda en entredicho es el derecho a la intimidad, el honor y la propia imagen. El anonimato de Internet debe desaparecer si queremos recuperar la dignidad de la individualidad humana".

 

Por otra parte, Torres Dulce también ha invitado a replantearse si las compañías privadas "deberían tener o no derechos al honor individual y a la protección de sus datos como si fueran datos personales", además de invitar al gobierno a "regular el uso de las cookies y eliminar los usos más abusivos que hacen de ellas las grandes corporaciones de Internet".

 

http://www.elmundo.es/economia/2016/07/13/5785f9d122601deb3f8b45e8.html

 

 

Please reload

Featured Posts

Los 8 errores en ciberseguridad más habituales en el trabajo

July 19, 2019

1/5
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive